Categorías

12 Razones para Trabajar en el Extranjero. La nº8 fue la que me hizo dar el salto

Después de 2 años trabajando en Madrid reconocí aspectos de la vida profesional que no me satisfacían completamente. No me conformé así que decidí que había que poner remedio y buscar mejores condiciones.

Es por ello que decidí probar suerte en el extranjero.

Con la experiencia de haber trabajado en Holanda 15 meses y en Suiza más de 2 años quiero presentarte los puntos que en su momento me movieron a dar el salto y que hoy, con perspectiva, te puedo argumentar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1. Trabaja de lo tuyo

Es normal que quieras trabajar en aquella profesión para la que has estudiado. ¿Qué sentido tendría haber dedicado tantos años y tanto esfuerzo a la carrera universitaria si ahora terminas trabajando en otra profesión que no te motiva?

Si has probado suerte en España, pero las empresas que te entusiasman no buscan empleados o simplemente ofrecen sueldos miserables, ¿por qué no le das una oportunidad y pruebas en el extranjero?

Mi trabajo en Holanda era supergratificante y perfectamente en consonancia con mis inquietudes y aquello que me movía durante los estudios universitarios.

Para encontrar un puesto similar en España habría tenido muchos más competidores y ya se sabe, a mayor competencia, bajan los precios y empeoran las condiciones.

2. Recibe el sueldo que mereces

Cuando eres titulado y especialmente cuando ya tienes experiencia profesional, mereces un sueldo digno. Puedes leer cómo incrementé mi tasa de ahorro neta un 907,8% en 6 meses de vacaciones en este artículo sobre Encontrar trabajo de arquitecto . Estudiar una carrera universitaria debería ofrecerte la posibilidad de encontrar un trabajo que te llene y esté bien pagado.

¡Ya está bien de aceptar sueldos inframileuristas!

Pero, sobre todo, deja de echarle la culpa a los demás: puedes pensar “Es que la empresa en la que me gustaría trabajar me ofrece un trabajo no remunerado” ¡Pues no lo aceptes y busca otra empresa similar que sí te lo ofrezca!

Quedarte de brazos cruzados esperando a que tu sueldo ideal caiga del cielo no facilitará tu búsqueda. Las posibilidades están ahí fuera y sólo los más capaces y dispuestos las encuentran. ¿Eres uno de ellos?

3. Encuentra la estabilidad laboral

Si eres de los que están buscando estabilidad laboral, ¡bienvenido al grupo! Una encuesta realizada por trabajando.es en 2013 desvela que la principal prioridad de los españoles es la estabilidad laboral. Lo dicen un 74% de los más de 2.000 encuestados.

Frente a los tiempos actuales en los que ningún trabajo es seguro, existen países como Suiza, Austria, Bélgica, Dinamarca, Noruega, etc. que ofrecen condiciones de trabajo muy favorables y estables. Los salarios en estos países son muy altos en comparación con los países del sur y los contratos pasan fácilmente de temporales a indefinidos. Esta ha sido mi experiencia y la de muchos amigos que han decidido quedarse a vivir fuera de España por las condiciones de trabajo favorables.

4. Siéntete reconocido

¿Te gustaría que tu jefe fuera más agradecido con tu esfuerzo? Si sacas tu trabajo correctamente en tiempo y forma pero a cambio de esto recibes un simple y seco “vale, gracias” no debes pensar que “es lo que hay”. ¡Hay más! Te lo digo yo.

Es cierto que cuando haces correctamente tu trabajo, estás cumpliendo con tu parte de lo pactado en el contrato. Pero somos personas y nos gusta que nos reconozcan nuestro esfuerzo y dedicación.

He experimentado la sensación de que un jefe te agradezca públicamente tu dedicación y los resultados de este comportamiento son mucho más altos que un millón de broncas. Por algún motivo, en España esperamos a que alguien se haya ido para reconocer su trabajo. Por suerte, existen lugares no muy lejanos en los que esta cualidad está más desarrollada. Y créeme, se trabaja mucho mejor cuando sabes que tu trabajo es bienvenido. Te anima mucho más, te invita a implicarte y a mejorar.

Sacar defectos es fácil, pero alentar y ensalzar virtudes no lo es tanto.

5. Cuenta con la confianza de tus jefes

Esto me encanta de haber trabajado en el extranjero. Sabes que confían en ti. Eres un profesional, te desenvuelves con soltura y eres capaz de aprender a una velocidad extrema para resolver cualquier problema que se te pueda plantear.

Y ellos confían en ti. Tus compañeros y tus jefes. Tú lo sientes y lo sabes. Es genial trabajar así.

Lo bueno de esto es que se retroalimenta. Cuando el jefe confía, el trabajador se hace responsable de su trabajo. Y entonces el jefe puede confiar aún con más motivo.

Si el ciclo empieza desde la desconfianza, todo va equivocado.

6. Haz valer tu tiempo

Si eres estudiante de Arquitectura te puedo decir que la gran cantidad de horas que dedicas a estudiar, dibujar y hacer proyectos seguirá ocurriendo en el mundo profesional. Habrá empresas en las que sea más acusado que en otras pero el mundo del diseño y de la arquitectura funcionan así.

Si ya tienes experiencia laboral, no te voy a mentir. Horas extra se echan en España, en Suiza, en Alemania y en Japón (especialmente en este último)

Pero las condiciones no son las mismas y yo encuentro dos motivos diferenciadores.

  • En primer lugar, trabajar más horas no es sinónimo de trabajar mejor. Esta máxima que no se tiene en cuenta en España funciona en otros países. Yo lo he experimentado especialmente en Holanda. Los mejores arquitectos cumplían estrictamente su horario de trabajo. Eso sí, eran extremadamente eficaces.
  • Y en segundo lugar, que te paguen las horas extra resulta motivador. Ha llegado un punto en el que muchas empresas consideran que las horas extra forman parte del contrato y no las pagan. Es injusto. Si te pagan a cambio de tu tiempo de trabajo, cuanto más trabajes, más deberías cobrar.

7. El vago no está bien visto

¿No estás harto de que aquel que no hace nada, siga estando ahí? Tú te comes sus marrones y él sigue sonriendo (o amargado), pero no hace nada.

Esto es una cuestión cultural. El pícaro está bien visto en España. Esta idea la leí por primera vez de Fernando Sánchez Dragó en su libro Y si habla mal de España…es español. En España se admira a quien no estudia y aprueba copiando. Se admira a quien se prejubila con un falso informe médico y se pega la vida viviendo del cuento. Se admira a quien cobra el paro mientras está trabajando.

Y si no se le admira, se le envidia.

Créeme: esto no ocurre en todos sitios. Me sorprendió darme cuenta especialmente en Suiza de que la persona que cumple rigurosamente con sus obligaciones, es responsable y trabajadora recibe el reconocimiento público de todos: jefes, compañeros, amigos y la sociedad en general.

Ser un buen trabajador en Suiza no es ser un pardillo; es respetable y respetado.

Te cuento un ejemplo que te dejará con la boca abierta: un amigo suizo estaba al borde de la depresión por exceso de trabajo. Esto fue antes de que yo lo conociera. Dejó su empleo y decidió vivir durante unos meses sin trabajar para ver cómo le iba. En Suiza, tanto si te despiden como si te vas voluntariamente del trabajo te corresponde indemnización por desempleo (el paro), es decir, una financiación del estado durante dos años.

Este amigo mío decidió no acogerse a esta ayuda. Te dejo a continuación sus palabras aproximadas: “Yo he decidido voluntariamente dejar mi trabajo. El dinero del desempleo es para aquellas personas que lo necesitan porque no pueden encontrar trabajo. Yo podría tener trabajo si quisiera. Además, no estoy en situación de necesidad. Así que no me beneficiaré de esta ayuda”.

¿Te lo puedes creer?

¿Quién haría eso en España? Un pardillo, pensarás. Pero en Suiza no es así, esto es una práctica común. Está bien visto no beneficiarse ilegalmente de los demás ni del gobierno.

No sé a ti, pero a mí me encanta esta actitud.

8. Si no lo haces, te arrepentirás

Sientes que algo bulle en tu interior. Te dice que tienes que probar a trabajar en el extranjero. Has oído decenas de veces que estudiar o trabajar en el extranjero es una experiencia estupenda, que te abre la mente, te forma, te hace perfeccionar los idiomas, te permite conocer gente de todas las nacionalidades.

Sabes que tienes que probarlo. Quieres experimentarlo por ti mismo. Quieres saber qué se siente en primera persona, no que otros te lo cuenten. Da vértigo, pero eso significa que es importante para ti.

Si te sientes así, ¿por qué no intentarlo? ¿Qué tienes que perder?

Lo peor que puede pasar es que vuelvas a una situación similar a la que tienes ahora mismo.

9. Exprime tu creatividad

Aunque puedes encontrar creatividad en cualquier sitio, por supuesto, hay que reconocer que países como Holanda rebosan creatividad. Cualquier propuesta, por exagerada que parezca merece un “¿y por qué no?”. Entonces lo prueban hasta darse cuenta de si funciona o no.

Esta fue una de mis motivaciones para irme a trabajar a los Países Bajos, pero cada uno tendrá la suya propia para elegir un país determinado. Lo importante es que no te quedes con las ganas. Si tienes inquietud y crees que en algún otro lugar del mundo puedes encontrar lo que buscas, ¡inténtalo!

Si no le das una oportunidad, siempre te quedarás con la duda. ¿Crees que merece la pena?

Pienso que la vida es demasiado corta para no vivirla con intensidad.

10. Perfecciona constantemente cada proyecto

Odio que se escatime en esfuerzos simplemente para obtener beneficios económicos. Me hierve la sangre cuando veo empresas racaneando para ahorrar unos eurillos en perjuicio del proyecto.

Me gusta, en cambio, que el resultado de un proyecto construido sea bello. Representa un esfuerzo realizado por muchas partes en una dirección común a todos: conseguir el mejor proyecto posible.

Por supuesto que los empresarios europeos no son tontos y tienen que obtener beneficios, pero la avaricia no es el motor de todas las empresas. El objetivo principal es, por lo general, la satisfacción del cliente, gracias a un producto final de máxima calidad.

11. Disfruta de un ambiente familiar en el trabajo

Si tu trabajo te quema, no estás solo. Tomarse un descanso de 10 minutos cada hora para estirar las piernas, retirar los ojos del ordenador y charlar con los compañeros no solo es saludable sino que es necesario y mejora el rendimiento.

Aparentemente esto no se contempla en muchas empresas. Perseguir al empleado parece ser lo más adecuado.

A mí nunca me ha gustado aceptar que el trabajo sea algo sacrificado, que supone un esfuerzo y que, una vez que sales del trabajo, es cuando empiezas a vivir. En el trabajo pasas 8 horas al día. No es un tercio del día, es más. Es prácticamente todo el día. Y si lo pasas en un ambiente tenso, terminará amargándote.

El mejor ambiente de trabajo lo descubrí en Holanda y todos los amigos que conocía allí decían lo mismo. Es sorprendente el ambiente relajado que hay.

Disponer de fruta, café, galletas o pan con mantequilla de forma totalmente gratuita es práctica habitual en muchos países europeos. En Holanda teníamos futbolín en la oficina y jugábamos cada día. También te podías echar unas cervecitas con los compañeros después del trabajo, simplemente cogiéndolas del frigorífico que había en la cocina. ¡Porque toda oficina tiene su cocina!

Todo esto no hace más que mejorar el ambiente de trabajo y aumentar el rendimiento.

El empleado es quien saca el trabajo y es la imagen de la empresa hacia el cliente. Si está contento lo transmitirá y sólo puede ir en beneficio de la empresa.

12. Comparte tu razón con nosotros

Seguramente te hayas sentido identificado con alguna de las 11 razones anteriores y probablemente haya otros que ni siquiera habías considerado.

¿Tienes alguna inquietud distinta de las que he mencionado, que te hace querer trabajar en el extranjero? Déjala en un comentario para completar este artículo y podrás estar ayudando a otras personas en situación similar a la tuya.

***

Espero que te sea útil.

La fotografía es de un bello atardecer a la orilla del Rhin en la ciudad de Basilea.

4 Responses to 12 Razones para Trabajar en el Extranjero. La nº8 fue la que me hizo dar el salto

  1. Jose Luis Coll July 24, 2014 at 11:58 am #

    Yo también he estado en Holanda durante 13 meses haciendo “Training on the job”, aprendiendo a hacer desarrollos SW .
    La experiencia irrepetible tanto desde el punto de vista profesional como personal pues además de aprender SW, me relacioné con cantidad de gente y pude visitar todos los países europeos y por supuesto toda Holanda.
    El mejor consejo que yo daría es que si tienes pensado tener una experiencia laboral en el extranjero, cuanto antes mejor; de joven eres capaz de adaptarte mejor al cambio y a las dificultades que por supuesto existen.
    Salu2
    J. L. Coll

    • Pablo July 28, 2014 at 7:05 pm #

      Estoy de acuerdo, Jose Luis. Los sueños están para cumplirlos. Dejar pasar el tiempo no ayuda. Un saludo, Pablo

  2. Guillermo May 9, 2016 at 7:46 pm #

    Me parece muy acertado lo que escribes, Pablo. Yo tengo un currículum parecido al tuyo: me encanta el dibujo técnico y la geometría, sólo que soy ingeniero de caminos en vez de arquitecto. Vine a Alemania hace dos años y he reconocido punto por punto lo que cuentas en tu artículo. Me guardo tu artículo para releerlo. Ahora lo estoy pasando un poco mal en el trabajo por diversas razones pero espero poder encontrar un trabajo de ingeniero civil y quedarme. Tu artículo me ha alegrado el día.

    Suerte que entré buscando cómo demostrar que el arco inferior de un arco capaz es el arco capaz del ángulo suplementario… ¡La circunferencia es increíble, nunca acabas de sacarle propiedades!

    Un saludo.

    • Pablo Domingo May 10, 2016 at 8:41 am #

      Gracias Guillermo. Suerte con el trabajo y un abrazo 😉

Leave a Reply

Pablo Domingo Montesinos participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es y Amazon.de.

Amazon y el logo de Amazon son marcas registradas de Amazon.com, Inc. o sus afiliados.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR